Habrá juicio justo

En la madrugada del viernes 17 de noviembre, fallecía a los 87 años, Salvatore Totó Riina, el gran jefe de la Cosa Nostra siciliana y el padrino más sanguinario de la historia, condenado a 26 cadenas perpetuas y sospechoso de haber matado a más de 150 personas (40 de ellos con sus propias manos). ¡Cuánto dolor a tanta gente causó su vida!

El escritor del Libro de Eclesiastés que se encuentra en el Antiguo Testamento de la Biblia, reflexiona entre otras cosas, sobre las injusticias que se observan en esta vida aparentemente sin mucho sentido, llegando a decir en el Capítulo 7, versículo 15:
“Todo esto he visto en los días de mi vanidad. Justo hay que perece por su justicia, y hay impío que por su maldad alarga sus días.”

Millones de niños mueren hoy en día de desnutrición, mientras que muchas personas sanguinarias como este mafioso llegan a tener una larga vida.

Si uno cree que no hay vida después de la muerte, con razón puede decir que la vida es vana, sin sentido.

Ahora bien, para el que suscribe, sí que lo tiene, gracias a la muerte de Jesucristo en la cruz y su posterior resurrección. De esa forma, todo aquel que en Él cree tiene vida eterna.

El escritor de este maravilloso libro confiaba sinceramente en Dios y que al final habría Juicio Justo. Por eso, termina diciendo en el último versículo del Libro: “Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala”.

¿Tienes fe en Jesucristo?

Fernando González

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.