Familias Felices

Rodeados de tantos casos de familias que se rompen o ya ni empezaron con buen pie, es difícil creer que puede haber familias realmente felices.

La familia es donde crecemos en todos los sentidos y nos sentimos “como en casa”. Por muchas razones esto no es siempre así, y aunque sabemos que la familia “ideal” o “perfecta” no existe, sí que podemos aspirar a la felicidad, ya que no hace falta que todo sea perfecto para que podamos ser felices.

Debemos aprender a disfrutar unos de los otros, perdonar cuando sea necesario, pensar más en los demás y no tanto de forma egoísta, ser agradecidos y generosos… muchas veces sólo se trata de una suma de acciones no tan complicadas.

Todo esto viene reflejado en un “manual de instrucciones” tantas veces olvidado, que nos indica cómo encontrar la verdadera felicidad: La Biblia, donde aparecen las palabras y consejos de nuestro Creador, quién mejor que él para indicarnos qué es lo que funciona.

Un sabio consejo: “Si alguna vez os enojáis, que vuestro enojo no llegue hasta el punto de pecar, ni que os dure más allá de la puesta de sol” Efesios 4:26 (La Palabra)

A través de la Biblia nos podemos dar cuenta de que por naturaleza somos un poco rebeldes, y que sólo con la ayuda de Dios las relaciones llegan a buen puerto, cuando dejamos que Él nos guíe.

No pierdes nada por intentarlo. Si alguien te dice que algo funciona porque lo experimentó, ¿no le darías una oportunidad?

Keila Vila Figueirido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: